Visualiza y crea tu propia realidad

Visualiza y crea tu propia realidad

La mente es poderosa y a través de ella puedes crear todas las cosas que imaginas. Aprender a visualizar es una herramienta muy eficaz para tu vida que puedes desarrollar. No solo es posible que ocurra en la realidad todo lo que está en tu mente, también puedes llegar a controlar los pensamientos negativos y ansiosos que se producen en tu imaginación.

Visualizar es aprender a manejar correctamente tus pensamientos. Es una técnica que forma parte de la psicología transpersonal y se trata de un entrenamiento voluntario que es empleado para sustituir pensamientos negativos, involuntarios e intrusivos.

Cuando no eres capaz de manejar tus pensamientos, es más probable que estés sometido a situaciones de estrés. Esto afecta de manera considerable las emociones y tu vida se llena de miedo y angustia.

En los momentos de dificultados es cuando los pensamientos negativos se apoderan de tu vida. Estos son los que antes definimos como involuntarios y producen sufrimiento, dolor y no te permiten que puedas enfocarte en resolver las situaciones que te generan angustia. ¿Qué hacer con ellos?

La mente humana es como el cuerpo. Es posible que la entrenes y que crees un hábito de pensamientos saludables. De esta manera, resulta más fácil que puedas manejar los pensamientos negativos y sustituirlos por unos que te ayuden a mantener un equilibrio emocional. Como todos los hábitos, al principio requerirá de mucha práctica y disciplina, pero luego serán parte de tu rutina diaria.

Puedes crear pensamientos voluntarios y dirigirlos de manera de consciente con un propósito definido. Solo tienes que empezar todos los días con pequeñas gotas. Es decir, crea, al menos, cinco pensamientos voluntarios diariamente y verás el poder que tiene tu mente.

Antes de ejecutar cualquier acción, piensa en cómo te gustaría que pasara. Puedes bañarte y arreglarte para ir a trabajar y antes de salir de tu casa crear un pensamiento voluntario de tu recorrido hacia el trabajo. Puedes decir: “hoy voy a llegar puntual y tendré un excelente día”. Siempre enfocado en lo positivo. Así puedes ir programando la mente con todas tus acciones a lo largo de tu jornada diaria hasta convertir las visualizaciones y pensamientos voluntarios en una rutina.

otras publicaciones

Coaching. Camino a la Maestría
Ver más
SOLTAR Y ABRAZAR
Ver más